El Consorcio de la Ciudad de Toledo es el órgano de gestión del Real Patronato, de carácter público, con personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar, creado para buscar la recuperación patrimonial de la ciudad, la difusión de los valores que simboliza, así como para el desarrollo y potenciación de la actividades culturales y turísticas vinculadas a la misma.
Inicio Mapa Web Vivienda Patrimonio Transparencia
CENTRO DE GESTIÓN DE RECURSOS CULTURALES




Salones Islámicos

   La casa de la que forman parte los dos salones posee una única entrada por el Cobertizo del Colegio Doncellas número 2, que da acceso a un patio central. Los salones estudiados se localizan en planta baja siendo uno de ellos rectangular y el otro con forma de tronco de pirámide. Desde un punto de vista constructivo, la casa cuenta con numerosas reformas conservando parte de su traza islámica aunque sometida a sucesivas remodelaciones y ampliaciones durante la Baja Edad Media, Época Moderna, Contemporánea y, por último, a finales del siglo XX, momento en el que se reconstruye la crujía que da a la calle.

   En la actual travesía todavía se reconoce la distribución urbanística de la ciudad medieval. Ésta se articulaba en torno a unas pocas arterias que conformaban los ejes más importantes de comunicación. Estos ejes de comunicación enlazaban el centro de la medina con las puertas mayores. En torno a estas arterias principales se concentraban baños, mezquitas y edificios destinados al almacenamiento de mercancías y hospedaje (Alhóndigas), así como las áreas artesanales y comerciales; a ellas se solían abrir los zocos y las alcaicerías. Como complemento de estos ejes de comunicación se encontraba la red viaria secundaria, con calles que, en origen, serían como la actual travesía de Doncellas.

   El resultado del estudio arqueológico de este espacio ha permitido comprender su evolución constructiva y el contexto urbano. En un espacio de algo más de 100 m2 están representadas tres fases constructivas diferentes. Estas tres fases se articulan en torno a un salón principal, de origen islámico, del que se aprovechan los antiguos moradores para ampliar y consolidar una nueva vivienda que tendrá su máximo esplendor a finales de la Baja Edad Media. Es a partir de este momento en el que la edificación deja de experimentar cambios hasta las reformas de los siglos XVIII y XIX.


Las tres fases constructivas documentadas en ambos salones son las siguientes:

FASE I

   Se corresponde con un salón de planta rectangular del que hoy tan sólo se conserva su traza. Este salón posee un acceso lateral a través de un vano adintelado, hoy tapiado, del que tan sólo se conserva una parte del cargadero con uno de los huecos de la quicialera. A este salón se le asocia con los restos de una ventana decorada con una yesería. La cronología propuesta para esta primera fase es el siglo X.

FASE II

   Esta fase se corresponde con la construcción de un segundo espacio de planta troncopiramidal adosado a los restos del salón descrito en la primera fase. Esta pequeña estancia posee un arco decorado con una yesería y conserva restos de pintura mural que reproduce caracteres cúficos con fines ornamentales. Esta fase se fecha entre los siglos XII y XIII. La yesería del arco angrelado combina escritura cúfica con elementos decorativos vegetales. El texto se encentra en un pésimo estado de conservación lo que hace bastante complicada su lectura aunque es de suponer que tan sólo se trate de un elemento decorativo asociado al conjunto de la yesería (El texto reproduce las siguiente frase: bienestar suficiente, saludable y abundante)

FASE III

   Pertenece a la construcción de la edificación existente en la actualidad que data de los siglos XIV-XV. En este momento se reutilizan los dos salones estudiados como establos, se tapian los vanos originales y se habilitan pesebreras exentas. En el salón tronco piramidal se abren nuevos vanos y se divide el espacio en dos plantas mediante un forjado de madera. En el transcurso de la excavación arqueológica de este sótano apareció un fragmento de mocárabe de yeso. La pieza posee elementos decorativos de tipo floral y geométrico aunque lo más interesante es la fecha que aún se puede leer en uno de sus extremos, 1150, que restando los 38 años que se corresponden con el desfase de la Era Hispana, lo situaría a inicios del XII, pocos años después de la toma pactada de Toledo por el rey Alfonso VI.
« volver
AVISO LEGAL
© 2003-2008 Consorcio de Toledo
Web desarrollada y gestionada por Consorcio de la Ciudad de Toledo